martes, abril 25, 2006

RFID





Está costando mucho que la RFID entre en nuestras vidas. Estas pequeñas etiquetas que nos tienen que permitir conocer toda la vida de las lechugas que compramos en el super, de los zapatos que calzamos, o de la ropa que llevamos. Pero parece que la industria todavía no está demasiado segura de dar el salto. Mientras se deciden llegan cosas como estas (de Japón como no): unas pulseritas parecedias a las "Live Strong" de Lance Amstrong pero que en su interior llevan un chip de RFID con toda nuestra información desde el número de socio hasta la rutina de máquinas que seguimos, de manera que no hará falta llevar el carnet de socio del gimnasio, ni la llavecita de la taquilla. Que lujo!!!!

No hay comentarios: